Alma Natural

Alma Natural

by Anabella Botto

Hola! Soy Anabella

Te acompaño a liderar tu salud, dejar de lado el estrés y desgaste mental, para armonizarte, desinflamarte y recuperar tu energía vital.

el poder de sanar es tuyo

Creo profundamente que todas tenemos adentro nuestro la capacidad innata de sanar.

En una sociedad donde se aplaude el ser productivas y hacer cosas todo el tiempo como sinónimo de éxito y felicidad, pero donde no se respetan los ritmos de las mujeres. 

En donde aprendemos que las mujeres debemos estar siempre disponibles para atender a un otro, dejando nuestras necesidades en último lugar. 

Mi intención es acompañar a más mujeres a despertar en este camino que es la vida, para descubrir el poder inherente que hay en nosotras de sanar, priorizando nuestro bienestar, escuchándonos y respetando nuestros propios ritmos.

Pero no siempre lo vi tan claro...

Sufrí dolores menstruales incapacitantes desde mi primer ciclo, con síntomas MUY HEAVIES como vómitos, diarrea, me bajaba la presión y el dolor era tan agudo que mi cuerpo se desconectaba: tenía breves desmayos. Todos los estudios sobre mi aparato reproductivo daban perfectos. Los ginecólogos me diagnosticaban diversas cosas: útero en retroversoflexión, dismenorreas ”comunes”, que intentaban “curar” o “tapar” mejor dicho, con anticonceptivos y con analgésicos.

Los anticonceptivos no funcionaban, el dolor intenso seguía apareciendo, y los analgésicos si no los tomaba antes de entrar en el episodio de dolor, una vez que se desataba ya no servían, no hacían efecto o los vomitaba como parte de la descompostura que me agarraba. En sus palabras era normal tener dismenorrea, ya que el 80% de las mujeres lo padecen. Pero yo, mes a mes seguía experimentando estos síntomas que me dejaban durante 10 días MUY DÉBIL física y emocionalmente.

Vivir estos episodios desde aquella mirada me había llevado a…

⨠ Aprender a normalizar el dolor.

⨠ Normalizar la enfermedad, como si lo natural en la vida es tener síntomas y “callarlos” para que molesten lo menos posible.

⨠ No escuchar las necesidades de mi cuerpo.

⨠ Anestesiarlo. Sin entender verdaderamente de dónde o para qué se presentaban estos dolores.

⨠ Socavar mi autoestima: lo sentía como un castigo mensual. Y me hacía la pregunta equivocada “¿Por qué a mí me toca esto cuando a mis hermanas o amigas, no?” Una pregunta que surge de normalizar una situación de dolor tan intensa. Y la comparación…que nunca jamás, de los jamases suma.

Fue entonces cuando con tan sólo 26 años...

Desde entonces empecé a interiorizarme en la salud holística y a formarme en Medicina Ayurveda, y me dejé encantar y acompañar por la medicina natural.

Quería más de eso que me hacía tan bien.

Pero había algo que no estaba funcionando:

Aunque aplicaba todas estas herramientas de medicina natural en mi vida, los dolores seguían apareciendo

¡Y eso me frustraba muchísimo!

Me diagnosticaron un nódulo en la tiroides que causaba hipertiroidismo

Con síntomas muy molestos como taquicardia, pérdidas de peso abruptas y sí, los tremendos dolores menstruales venían de ahí. 

La solución propuesta por la medicina alopática fue: “el cuchillo” tal cual lo dijo la endocrinóloga, quitar la glándula. Para ese entonces ya sabía cómo es la mirada de la medicina alopática.

Fue entonces cuando hice un gran click mental y fue este...

En algún punto estaba utilizando la medicina natural como la alopática, tratando síntomas con medicina natural pero sin ir a la raíz del asunto. Y sin cambiar hábitos CLAVES en mi vida que me estaban haciendo daño.

Trabajaba muchas horas, sin descansos ni fines de semana. Me salteaba comidas, no conectaba 100% con el alimento. No me ponía a mí misma como prioridad. Y evitaba gestionar mis emociones.

Por fin estaba haciendo el cambio de creencia principal: tener dolor no es natural y necesitaba encontrar esa raíz para sanar.

Me enfoqué en mejorar aún más mi alimentación, mis hábitos, y a darle lugar prioritario a la observación y escucha de mi cuerpo y Alma para sanar.

Gracias a las herramientas de la medicina natural que ya venía integrando en mi vida y el cambio de chip mental y, contra todo pronóstico nefasto de mi entorno, (me decían cosas como: “sacate eso que después se puede convertir en algo peor como cáncer”): decidí no operarme.

Sin operación, sin medicación alopática -salvo para iniciar el proceso y en cosas muy puntuales.

Banner Elegante Accesorios Beige (8)

Las ecografías mostraron cómo varios nódulos habían desaparecido y aquel que querían "eliminar" porque era muy grande y el que hacía que no funcione correctamente la glándula, había conservado su tamaño sin crecer más, pero ya no generaba síntomas.

A partir de ahí entendí que contemplarnos como seres integrales es clave para sanar.

Alimentación y nutrición saludable

Hay una frase ayurvédica que dice “Que el alimento sea tu medicina”. Para mí el alimento es la base de nuestro bienestar. Una alimentación antiinflamatoria y nutritiva nos hará sentirnos con mejor ánimo y energía, tener la mente más clara y tomar mejores decisiones. En definitiva ganar salud para disfrutar la vida plenamente.

Rutinas de autocuidado

Foco en cómo elegimos vivir cada día para sostener una rutina saludable. De nada sirve una alimentación saludable, si vivimos estresadas o sin priorizar nuestras necesidades de cuidado y descanso. O si evitamos gestionar nuestras emociones.

Contacto con la naturaleza

Somos naturaleza, por eso nos sentimos tan bien y renovadas cada vez que nos permitimos regalarnos un momento con ella. La conexión con la naturaleza nos muestra  el camino de vuelta a nosotras mismas.

Así que eso es lo que encontrarás aquí: programas individuales, grupales, formaciones y retiros para ser la líder de tu salud, armonizarte y recuperar tu energía vital.

Si querés conocerme mejor

Algunas cosas más personales...

Soy mamá de Río, un bebé de casi 2 años que me genera la misma cantidad de ternura que de estrés jeje! (si sos mamá sabés de qué hablo).

Soy Argentina, pero viví en distintos lugares del país y también de Brasil, y en República Dominicana. La selva, lo tropical y el mar me atraen muchísimo.

Me cuesta dormir en cualquier lado que no esté a oscuras y con poco ruido, salvo si estoy cerca del mar. Puedo dormirme profundo en la arena calentita con el sonido del mar a pesar de que haya mucha gente, sol radiante o una banda tocando cerca.

TENGO UN POGRADO EN SALUD AYURVEDA, UN MÁSTER EN DERMOFARMACIA Y COSMÉTICA NATURAL Y ECOLÓGICA. Y ADEMÁS ME FORMÉ EN FITOTERAPIA, FITOCOSMÉTICA, TERAPIAS FLORALES, ALIMENTACIÓN ANTIINFLAMATORIA Y NUTRITIVA.

También en varias técnicas de masajes como el Abhyanga, Shantala, Tui Na, Sensitivo Californiano. Y en diversas terapias corporales y emocionales para mejorar la salud: como canto, expresión corporal, cursos y talleres relacionados a la sanación del linaje femenino, constelaciones familiares, y practico yoga desde hace más de 14 años.

Me considero una apasionada de todo aquello que nos lleve a profundizar en nuestro autoconocimiento y a conectar con nuestro bienestar.

⟡ Soy Escorpiana, las aves fénix del zodíaco, muy intuitiva y con mis emociones a flor de piel, mucha agua. También tengo ascendente en Tauro, de ahí mi amor por la naturaleza, los alimentos, lo sensorial y la belleza de lo simple, la tierra que me equilibra. Y una luna en Leo que me lleva a compartir lo que amo públicamente, a mostrarle a otras personas que el sol brilla para todas y que todas somos luz. Como verás la astrología me apasiona.

⟡ Amo andar descalza. Si hace frío, en pantuflas o con medias de lana, no me gusta sentir los pies apretados.

Y PARA DESPEDIRME

Quiero invitarte a que sueltes el estrés, el desgaste mental y te conectes con tu poder para sanar.

Para recuperar tu energía vital y poder disfrutar tu vida, que es lo que viniste a hacer a este mundo. ¡No vinimos a sufrir!