Aceite de Rosas. ¡Aprende a hacerlo en casa!

“Las flores son las sonrisas de la tierra.”

Llegó la primavera y pareciera que el mundo nos sonríe ¿no?

En honor a esta estación tan hermosa te dejo esta receta para hacer tu propio aceite de Rosas. ¡Es una delicia! Y lleva sólo 5 minutos de preparación.

 

«No está permitido utilizar las imágenes o los textos de esta web con fines de lucro, publicitarios o comerciales ni en medios de comunicación sin la autorización de la autora. Toda reproducción de fotos, recetas y/o contenidos, sea total y parcial, debe acompañarse del crédito correspondiente y Link a la fuente original»

 

Necesitás: un frasco de vidrio oscuro de boca ancha con tapa, pétalos de rosas, un mortero o procesadora, licuadora, molinillo de café para moler bien los pétalos y aceite vehicular de tu preferencia. Yo usé aceite de Almendras. Lo conseguís en dietéticas, también podría ser Girasol orgánico, Jojoba, no te recomiendo usar de Oliva porque va a tapar el aroma de las rosas. Si tenés piel grasa mejor usá Jojoba, Almendras, Maracujá, Macadamia. Tratá de elegir los que son de primera prensada en frío y orgánicos de ser posible. Pero si no podés o no conseguís, no enloquezcas y hacelo con el que tengas así lo disfrutás.

Etiquetalo con nombre y fecha y dejalo macerar un mínimo de 3 semanas en un lugar fresco, seco y oscuro. Filtralo con filtro de papel para café o con un lienzo de algodón. Si no te molesta que le queden pedacitos de las flores usá un colador de rejilla bien fina.

 

«No está permitido utilizar las imágenes o los textos de esta web con fines de lucro, publicitarios o comerciales ni en medios de comunicación sin la autorización de la autora. Toda reproducción de fotos, recetas y/o contenidos, sea total y parcial, debe acompañarse del crédito correspondiente y Link a la fuente original»

 

Usalo para darte un masaje en los pies, para hidratar tu piel y devolverle su color y textura natural. Podés agregar dos cucharadas soperas a un baño de inmersión o pediluvio y también aplicarlo en el rostro. Ojo si le agregás aceites esenciales, no más de un 0,25% para que puedas aplicarlo en el rostro también. A mi me gusta su aroma natural, queda con un sutíl frescor a rosas recién cortadas. ¡Amo!

La Rosa ayuda a regular el sebo en la piel, a hidratarla, aporta propiedades anti-inflamatorias y cicatrizantes. Energéticamente se utiliza para calmar estados de angustia, tristeza, para abrir el corazón, comunicarte y atraer personas amorosas a tu vida. Es una planta femenina, conectate con ella para despertar tu diosa interna.

 

«No está permitido utilizar las imágenes o los textos de esta web con fines de lucro, publicitarios o comerciales ni en medios de comunicación sin la autorización de la autora. Toda reproducción de fotos, recetas y/o contenidos, sea total y parcial, debe acompañarse del crédito correspondiente y Link a la fuente original»

 

Podés cosechar los pétalos vos misma o bien comprar los pimpollos en herboristerías, dietéticas, algunas farmacias.

Si la hacés compartime la foto de tu aceitito.

Contame ¿en qué o para qué te gustaría usarlo?

6 Comments

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte esto

Copiar el enlace al portapapeles

Copiar